La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París. Fotografía de Gustavo Fig

La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París. Fotografía de Gustavo Fig
La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París. Fotografía de Gustavo Figueroa Velásquez.


Cada semana dejo mis poemas como una forma de establecer un diálogo abierto y de puro sentimiento con todos ustedes que me leen y me estimulan a continuar en esta aventura de hacer cultura. Cada visita, cada palabra de ustedes es un paso más hacia la cima del hombre nuevo, el hombre sabio.

domingo, 21 de enero de 2018

Volver a Contrastes

La Fosse Dionne (Monumento histórico desde 1920) 
en Tonnerre, Francia. 
Fosse es la palabra francesa para "foso". La fuente fue dedicada 
a una antigua deidad de la cual el nombre "Divona", 
que significa "Divino" evolucionó a "Dionne".
Foto de Gustavo Figueroa Velásquez


Hola mis amigos de Contrastes, siento mucha felicidad de volver a esta comunicación cultural con todos ustedes que me siguen, domingo a domingo, por las rutas sinuosas y muy bellas de la poesía y el arte en general.
Hace ya un par de semanas que regresé de mis vacaciones, con mi compañera, por tierras francesas y de España; nuestras familias colombo francesas nos atendieron de maravillas y, desde Contrastes, les envío mi aprecio y mi afecto.
Los primeros días de vacaciones los pasamos en el sur de Francia, en Pau y en Jurançon, con la queridísima familia Isasa López, luego viajamos a Bilbao, España, en donde estuvimos dos días y una noche; después, visitamos Hondarribia y Hendaye en Francia para, posteriormente, regresar a Pau. Aquí en Pau disfrutamos de las navidades con toda la familia, disfrutamos de la excelente comida francesa del sur y de los deliciosos quesos y vinos de Jurançon. Todo ese recorrido cultural fue organizado por nuestra familia Isasa López.
El día 28 de diciembre viajamos a Paris en donde estuvimos dos días y una noche; de nuevo, volvimos a caminar por los Campos Elíseos, estuvimos admirando, en horas del día, La Basílica del Sagrado Corazón (Basilique du Sacré-Cœur) en lo alto de la colina de Montmartre; despues, en la noche, El Arco del Triunfo y luego fuimos hasta la Torre Eiffel para contemplarla totalmente iluminada. Caminando por Paris recordábamos la Bohemia, aquélla bella canción de Charles Aznavour.
Después de París, nos esperaba Sens, en la Borgoña, y hasta esa pequeña ciudad viajamos en tren. En mi  caso era la segunda visita a esta tierra en donde la familia Valois nos acogió tan gentilmente. Aquí despedimos, en familia,  el año 2017 y recibimos el 2018, y en la mesa una combinación de la gastronomía francesa y el salmón ahumado de Suecia, todo eso acompañado con el delicioso vino de la Borgoña. El profesor Laurent Valois nos tenía preparado un muy interesante recorrido cultural por Provins, Var, Chaource, Tonnerre y Villeneuve – l`Archevêque; en fin, estas vacaciones fueron una delicia cultural que nos aportó mucho y de lo cual nos sentimos felices.

Poco a poco, queridos amigos de Contrastes, les contaré con más detalles lo más relevante de estas vaciones de fin de año. Por ahora, bienvenidos a la poesía.

Navidad en Pau, Francia, dedicada a Suecia.
En la imagen se observa el famoso caballo sueco
de Dalarna.


¡Ay, amor!


¡Ay, amor!,
hazte dueña de mi carne
que es el templo anfitrión
para tu flama siempre viva,
el altar sagrado
para honrar los besos,
la hostia para tu boca,
el vino consagrado
para calmar tu sed.
¡Ay, amor!,
navega en mis sueños,
mira el faro luminoso
que guía tus instintos;
ábrete a la llama ardiente
que busca tus entrañas,
ama mi sur de tus pasiones,
anida en mi cuerpo y en mi alma,
quédate embriagada, aquí,
en la explosión vital de la libido.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

La Basílica del Sagrado Corazón, 
Basilique du Sacré-Cœur, 
en Montmartre, Paris. 
Fotografía de Gustavo Figueroa Velásquez.


Cuando estás ausente


Cuando estás ausente
falta un toque de ternura,
extraño el abrazo fraterno
del sentimiento
y tu beso que es un guiño
de la dulzura.
Cuando estás ausente
se me olvidan todos los versos,
la tierra parece un médano
y todo asomo de belleza
sucumbe ante el agujero negro
de mi tristeza.
Cuando estás ausente,
gime este tu amante,
como gime un bandoneón
en noches de tango y bohemia
y por aquéllas callejuelas del olvido
un poeta se desangra en amarguras.
Cuando estás ausente
huye la palabra de mi boca,
huye y no tiene rumbo
y muere, como muere una gaviota,
en los acantilados mortales
de aquél país de cumbias al Caribe
y noches de luna llena en el Pacífico.


Gustavo Figueroa Velásquez
©

La bohemia - Charles Aznavour.